*Foto obtenida en Facebook

Compositor colombiano de gran bagaje artístico, productor musical y escritor, nacido en Medellín, Antioquia. Dentro del gran recorrido de este versátil artista se destaca su participación como compositor, productor e intérprete en proyectos musicales como Sol Mayor y Kraken. Obtuvo la   Beca de Creación en Música folclórica o tradicional Andina Colombiana del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, con su obra Colombia, música y país (2016). Alejandro Gutiérrez ha publicado cuatro producciones discográficas: Elefante blanco – 2002, Tus canciones – 2008, Animalejo – 2014; Colombia, Música y país (2016). Es también reconocido arreglista y productor de obras para orquesta, recientemente realizó los arreglos orquestales en el tributo a Led Zeppelin para la Orquesta Filarmónica de Medellín y ha producido 16 trabajos de artistas nacionales. La Orquesta Filarmónica de Medellín Incluyó en su repertorio El Bogotazo, pieza de su autoría. Actualmente desarrolla el proyecto Patadas de ahogado, disco rock de su trabajo como cantautor; además, Colombia y sus demonios, cantata para orquesta sinfónica y coro. 

En su faceta de escritor y poeta se destaca el primer puesto en el concurso “Cuentos de ciudad” de la ciudad de Itagüí con el cuento De peces perros y gatas en el año 2007. En el 2009 fue seleccionado el cuento Libe para la publicación de un libro con los cuentos ganadores del concurso nacional de la Universidad Central (Bogotá) que se publicó ese año para la Feria del Libro en Bogotá.

En 2012 publica con la editorial Barrio Colombia su novela El Carro Diablo.

Este cantautor de ciudades y caminos es hoy sin lugar a dudas uno de los más completos artistas representante de las nuevas músicas en el panorama cultural y artístico de la región.

En una de sus presentaciones como cantautor en un concierto acústico el 5 de diciembre de 2008 en la Casa Museo  Fernando González Otraparte y con motivo de la presentación de su trabajo “tus canciones” Alejandro dice:

“Se filtró por la pupila mi cama, mi habitación, el olor de mi casa, las ventanas y más allá de la puerta, la callecita de mi barrio, el parque, Medellín completo, Bogotá, Latinoamérica, el mundo y sus planetas.

Tere y mis hermanos ya lidiaron con un probador insatisfecho que escarba en una persona la naturaleza humana y ve en sí mismo su principal detractor. Vine a decir algunas mentiras y enredadas en ellas algunas verdades o que al menos lo parecen. Vine a cantar y qué mejor género para inventar que el de nuestro oficio. El pez muere por la boca.

Vine a que nos parezcamos un poco, aunque sea en el dolor, pero también en las ganas, en la rabia y en lo más parecido al amor.

Aquí están Tus Canciones, las que hice para mí pensando en vos, las del hedonismo que es lo único que me salva, las que me suenan en la cabeza y escribo en calzoncillos, las que les muestro a mis amigos, las que no dan plata, las piedras que lanzo contra el cristal de la decencia.”